comida basura

Uno de los objetivos de esta campaña es la concienciación de los consumidores, ya que en los hogares españoles se desperdician 1,36 millones de toneladas de comida.

La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) pide al Gobierno “una regulación que frene de manera efectiva el desperdicio de comida” y que, como en Francia, obligue a los supermercados a donar la comida sobrante cuando aún está en buen estado, o darle otros usos cuando ya no lo está.
La Redacción Recomienda Neveras Solidarias, puntos de encuentro para reciclar alimentos sin derrochar Casi dos tercios de las nuevas enfermedades tienen origen animal, según el informe Worldwatch
Con motivo del día Mundial de los Derechos del Consumidor que se celebra mañana, la OCU lanza la campaña “No Tires la Comida”, contra el desperdicio alimentario.
En un comunicado, la organización denuncia que entre el 30 y el 50 por ciento de los alimentos comestibles acaban desechados y que España es el séptimo país que más comida desperdicia de la Unión Europea, según datos de la Comisión Europea.

Uno de los objetivos de esta campaña es la concienciación de los consumidores, ya que en los hogares españoles se desperdician 1,36 millones de toneladas de comida.
A través de una recogida de firmas, la OCU busca impulsar su propuesta, que pasa por prohibir las prácticas que impliquen estropear alimentos haciéndolos inservibles para su consumo e incentivar la donación a bancos de alimentos y ONG.
También exige fechas de consumo preferente y de caducidad acordes a los criterios de calidad y seguridad alimentaria y no en función de intereses económicos particulares y fomentar la reutilización y reciclado de los alimentos sobrantes. EFE