La OCU pide una ley que evite que se tire comida en buen estado a la basura

comida basura

Uno de los objetivos de esta campaña es la concienciación de los consumidores, ya que en los hogares españoles se desperdician 1,36 millones de toneladas de comida.

La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) pide al Gobierno “una regulación que frene de manera efectiva el desperdicio de comida” y que, como en Francia, obligue a los supermercados a donar la comida sobrante cuando aún está en buen estado, o darle otros usos cuando ya no lo está.
La Redacción Recomienda Neveras Solidarias, puntos de encuentro para reciclar alimentos sin derrochar Casi dos tercios de las nuevas enfermedades tienen origen animal, según el informe Worldwatch
Con motivo del día Mundial de los Derechos del Consumidor que se celebra mañana, la OCU lanza la campaña “No Tires la Comida”, contra el desperdicio alimentario.
En un comunicado, la organización denuncia que entre el 30 y el 50 por ciento de los alimentos comestibles acaban desechados y que España es el séptimo país que más comida desperdicia de la Unión Europea, según datos de la Comisión Europea.

Uno de los objetivos de esta campaña es la concienciación de los consumidores, ya que en los hogares españoles se desperdician 1,36 millones de toneladas de comida.
A través de una recogida de firmas, la OCU busca impulsar su propuesta, que pasa por prohibir las prácticas que impliquen estropear alimentos haciéndolos inservibles para su consumo e incentivar la donación a bancos de alimentos y ONG.
También exige fechas de consumo preferente y de caducidad acordes a los criterios de calidad y seguridad alimentaria y no en función de intereses económicos particulares y fomentar la reutilización y reciclado de los alimentos sobrantes. EFE

El 4t Seminari Internacional de Convivència Planetària: Construïm Biocivilització busca voluntaris

Voluntario Español

L’associació Imago, organitzadora de la 4a edició del Seminari Internacional de Convivència planetària: Construïm Biocivilització, està buscant voluntaris per a la celebració d’aquest esdeveniment que es realitzarà a la ciutat de Barcelona del 27 al 30 d’abril.
L’organització busca persones amb sensibilitat i interès per moviments alter mundistes, ecologia, noves economies i diferents pràctiques de resistència o emancipació a Barcelona i al món. L’assistència de públic a l’esdeveniment acostuma a ser d’unes mil persones.
El Seminari, de periodicitat bianual, pretén ser un punt trobada, diàleg i reflexió en torn a un nou paradigma de convivència planetària que aposta per la Biocivilització com a model. L’essència d’aquest nou paradigma és el respecte per la xarxa de la vida en totes les seves manifestacions.

Es requereixen voluntaris majors de 18 anys per a dur a terme diferents tasques: mobilitat i logística; recepció, registre i organització, acomodament de públic, difusió online, traducció d’anglès, francès, català i castellà. Les tasques dels voluntaris seran sempre supervisades per un responsable de l’organització del Seminari.

Alguns dels conferenciants del Seminari són Susan George, filòsofa i analista política, i presidenta del Comité de planificació del Transnational Institute d’Amsterdam; Vandana Shiva, Premi Nobel Alternatiu 1993 i fundadora de Research Fondation of Science, Technology and Ecology (RFSTE), institució que es dedica a conservar la biodiversitat; Chico Whitaker, Premi Nobel alternatiu 2006 i co fundador del Fòrum Social Mundial (FSM); Lluís Martínez Sistach, cardenal i arquebisbe emèrit de Barcelona; Cândido Grzybowski, director de l’Institut Brasiler d’Anàlisis Socials i Econòmics (IBASE); Pedro Santana, membre del Consell Internacional del Foro Social Mundial; Geneviève Azam, portaveu d’Attac França; Alcibiades Escue Musique, alcalde indígena de Toribio (Departamento del Cauca, Colombia); Arcadi Oliveres, economista i president de Justícia i Pau, i impulsor de Procés Constituent a Catalunya; Juan Carlos Monedero, professor de Ciència Política a la Universitat Complutense de Madrid i ex secretari de Podemos; Victòria Camps, catedràtica de Filosofía moral y Política a la Universitat Autònoma de Barcelona; Pedro Burruezo, director d’El Ecologista; entre d’altres.

Vols ser mostra del compromís humà amb el planeta?
Inscriu-te!

El 4º Seminario Internacional de Convivencia Planetaria: Construimos Biocivilización busca voluntarios

La asociación Imago, organizadora de la 4ª edición del Seminario Internacional de Convivencia planetaria: Construimos Biocivilización, está buscando voluntarios para la celebración de este evento que se realizará en la ciudad de Barcelona del 27 al 30 de abril.
La organización busca personas con sensibilidad e interés por movimientos altermundistas, ecología, nuevas economías y diferentes prácticas de resistencia o emancipación en Barcelona y en el mundo. La asistencia de público al evento suele ser de unas mil personas.
El Seminario, de periodicidad bianual, pretende ser un punto encuentro, diálogo y reflexión en torno a un nuevo paradigma de convivencia planetaria que apuesta por la Biocivilización como modelo. La esencia de este nuevo paradigma es el respeto por la red de la vida en todas sus manifestaciones.

Se requieren voluntarios mayores de 18 años para llevar a cabo diferentes tareas: movilidad y logística; recepción, registro y organización, acomodo de público, difusión online, traducción de inglés, francés, catalán y castellano. Las tareas de los voluntarios estarán siempre supervisadas por un responsable de la organización del Seminario.

Algunos de los conferenciantes del Seminario son Susan George, filósofa y analista política, y presidenta del Comité de planificación del Transnational Institute de Amsterdam; Vandana Shiva, Premio Nobel Alternativo 1993 y fundadora de Research Fondation of Science, Technology and Ecology (RFSTE), institución que se dedica a conservar la biodiversidad; Chico Whitaker, Premio Nobel alternativo 2006 y co-fundador del Foro Social Mundial (FSM); Lluís Martínez Sistach, cardenal i arzobispo emérito de Barcelona; Cândido Grzybowski, director del Instituto Brasileño de Análisis Sociales y Económicos (IBASE); Pedro Santana, miembro del Consejo Internacional del Foro Social Mundial; Geneviève Azam, portavoz de Attac Francia; Alcibiades Escue Musique, alcalde indígena de Toribio (Departamento del Cauca, Colombia); Arcadi Oliveres, economista y presidente de Justícia i Pau, e impulsor de Procés Constituent en Catalunya; Juan Carlos Monedero, profesor de Ciencia Política en la Universidad Complutense de Madrid y ex secretario de Podemos; Victoria Camps, catedrática de Filosofía moral y Política en la Universidad Autónoma de Barcelona; Pedro Burruezo, director de El Ecologista; entre otros.

¿Quieres ser muestra del compromiso humano con el planeta?
Inscríbete!

El ser humano es responsable del 72% de las tortugas varadas en las playas de Canarias.

Tortuga-bobaAFP-PHOTO-DESIREE-MARTIN

Tortuga-bobaAFP-PHOTO-DESIREE-MARTIN

Enredadas en aparejos, anzuelos tragados , haber sido golpeada por barcos, haber ingerido fuel y haber comido plásticos son algunos daños que presentaban.

EFEverde.- Casi el 72 % de las tortugas bobas que varan en Canarias (o son recogidas enfermas) han llegado a esa situación debido a la intervención del hombre, según demuestra el mayor estudio sobre esta especie en peligro de extinción que se ha hecho en el Atlántico Oriental.

La revista de la Biblioteca Pública de Ciencias de Estados Unidos, “Plos One”, acaba de publicar un trabajo realizado por la Facultad de Veterinaria de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria a partir de los1.860 ejemplares de tortuga boba (Caretta caretta) que pasaron por el Centro de Recuperación de Fauna Salvaje del Cabildo de esta isla durante 17 años, desde 1998 hasta 2014.

El estudio demuestra que la gran mayoría de las tortugas atendidas en ese período por el equipo que dirige el biólogo Pascual Calabuig se recuperó, sobrevivió y fue liberada de nuevo al mar.

Pero, sobre todo, hace hincapié en las causas que pusieron en peligro la vida de estos animales, teniendo en cuenta que apenas un 5,5 % de ellas (103) estaba afectada por las enfermedades infecciosas a las que esta están expuestas en su medio natural.

El estudio realizado a partir de los historiales veterinarios recopilados cada año por el Centro de Fauna de Recuperación de Salvaje del Cabildo de Gran Canaria (cuyo ámbito de atención se extiende a todo el archipiélago), demuestra que casi uno de cada cuatro casos estuvo provocado por factores“humanos”.

La mitad de todas las tortugas bobas atendidas en casi dos décadas (945) llegó a esa situación tras haberse enredado en aparejos de pesca o plásticos; el 11,9 % (221), por haberse tragado anzuelos o sedales; el 5,2 % (97), tras haber sido golpeadas por barcos; el 2,8 % (52), por haber ingerido fuel o combustible; y el 1 % (19), por haber comido plásticos.

En cambio, muy pocas estaban enfermas o lesionadas otras causas naturales, como malnutrición (24 casos, 1,3 %), ataques de tiburones (cinco casos, 0,3 %) o problemas de flotabilidad (seis, 0,3).

Los autores del artículo piden una “reflexión crítica” sobre el hecho de que el hombre esté detrás de la muerte del 72 % de las tortugas varadas, porque éstas (las que llegan a la costa o son llevadas a tierra por embarcaciones) apenas representan el 7 % de todas las que mueren en el océano.

La gran mayoría de las tortugas bobas que arriban a Canarias o a sus aguas de influencia proceden de lacosta occidental de EEUU, desde donde son impulsadas hacia las islas por la Corriente del Golfo.

El trabajo revela asimismo que los casos de tortugas enfermas por estar en contacto con fuel han disminuido significativamente en esta zona del Atlántico desde 2006, cuando se declaró formalmente a las Islas Canarias como área marítima de especial sensibilidad y se decretaron zonas excluidas al tráfico marítimo.

También demuestra que la gran mayoría (el 86,2 %) de las tortugas lesionadas o enfermas se cura ypuede volver a su hábitat si recibe la atención adecuada, lo que pone de relieve la importancia de contar con centros de recuperación como el que existe en Gran Canaria, subrayan sus autores.

En los casos de tortugas enredadas en plásticas o aparejos o afectadas por fuel, en menos de uno de cada diez casos fue necesario sacrificar a los animales tratados en Gran Canaria durante los últimos 17 años tras reconocer que resultaban irrecuperables.

En cambio, la tasa de supervivencia fue mucho menor (una de cada dos) entre las tortugas que presentaban importantes traumas por haber sido golpeadas por hélices o cascos de embarcaciones. EFEverde

Segueix-nos a les xarxes socials