Biocivilización

En el Foro Social Mundial celebrado en Belem (Brasil) el año 2009, Leonardo Boff planteó acertadamente que el paradigma civilizatorio dominante, nacido de la Modernidad, cuya esencia es el antropocentrismo, estaba viviendo una crisis terminal y la humanidad se hallaba ante el gran reto de dar vida a un nuevo paradigma de convivencia planetaria diferente, alternativo, al existente. Un nuevo paradigma que debería orientarse a generar una nueva manera de vivir y de convivir juntos todos los seres vivos del planeta Tierra, regido por el respeto y el cuidado a la naturaleza y a la vida en toda su diversidad.

Esta propuesta, que entronca también con antiguas tradiciones de muchos pueblos indígenas y con maneras de entender el mundo de civilizaciones asiáticas o de los mayas, por ejemplo, fue recogida por los movimientos alter mundistas y por otros actores sociales. Así, IBASE Brasil organizó un taller internacional cara a preparar un documento alternativo a la Conferencia Rio + 20, bajo el nombre de “Biocivilización por la sostenibilidad de la vida y del planeta” (2011). El taller se estructuraba en base a tres preguntes clave: ¿Con qué fundamento ético? ¿Con qué economía? ¿Con qué estructura de poder?

Estas preguntas fueron también la base de los tres anteriores Seminarios Internacionales de Convivencia Planetaria:”Construimos Biocivilización”, que ha organizado IMAGO en la ciudad de Barcelona en los año 2011, 2012 y 2014 y que quedó recogido en el libro Construimos biocivilización, hacia un nuevo paradigma de convivencia planetaria, publicado por la editorial Icaria (2015).

Estas preguntas siguen siendo el punto de partida del seminario que planteamos para 2016, porque como nos recordaba Cándido Grzybowski “La biocivilización puede ser señal de una dirección, pero en realidad es todavía un concepto que se ha de construir en un largo diálogo con la realidad, con los procesos que se están produciendo, con las luchas en los diferentes puntos del planeta, con las prácticas de resistencia y emancipación en curso”.

Este proceso de construcción colectiva tiene además, en este momento, por lo menos, dos nuevos elementos que aportan materiales para el análisis y la reflexión. Desde lo positivo está la encíclica papal: “LAUDATO SI”, que plantea un avance en el compromiso humano con el planeta, la especie y la vida en todas sus manifestaciones; y por otra parte, están los exiguos resultados del “COP21” cuyos acuerdos tan insuficientes frente a la magnitud de los retos históricos a los cuales estamos abocados, obliga a nuevos pasos desde la sociedad civil y en la construcción de consciencia crítica. Todo esto en su conjunto nos reta y nos anima a avanzar en el fortalecimiento y visibilización de ese nuevo paradigma de convivencia planetaria en el plano personal y colectivo, desde lo local a lo global.

En la 4a edición del Seminario, queremos incorporar una reflexión y una aportación desde la esfera local. Si el cambio de paradigma ha de empezar por el individuo y sus prácticas cotidianas, el cambio en la dimensión política también debe de arrancar en el nivel local, donde el valor de la proximidad ha de permitir actuaciones más comprometidas y con una mayor participación y diálogo con la ciudadanía.

Así, el Seminario Internacional de Convivencia planetaria: Construimos Biocivilización se plantea como un espacio de reflexión atento a los avances (y retrocesos) que en el campo de la reflexión y de la práctica se vienen sucediendo en todo el planeta, más parte de un proceso que un fin en sí mismo. Una oportunidad de diálogo y construcción colectiva que conecta Barcelona con los movimientos biocivilizatorios que van avanzando en distintos puntos del planeta.

Síguenos en las redes sociales